Esta que veis en la imagen es María. María es la primera paciente a la que, como parte de su tratamiento de inmovilización, en MAZ le hemos colocado una férula impresa en 3D con nuestro sistema. María hoy se va a su casa a recuperarse más cómoda, con una inmovilización más ligera, más saludable para su piel, con mejor calidad de vida, con un plazo estimado de recuperación más corto, con su médico más cerca, y con la ayuda de nuestras aplicaciones para dirigir su tratamiento y para ayudarle a seguirlo. Hoy hemos contribuido a ayudar a María, y nos sentimos muy orgullosos de haber podido hacerlo.

Esta semana hemos vivido otro de esos puntos de inflexión en nuestro camino que nos emocionan y nos alientan tanto. Como sabéis, estos últimos meses hemos estado trabajando con MAZ para implementar el sistema Exovite en su hospital de Zaragoza. Gracias al apoyo médico que nos han proporcionado, y al inestimable trabajo del equipo que compone Exovite hemos alcanzado un resultado que reúne todas las características médicas y tecnológicas que eran necesarias para consolidar este avance.

Como os hemos explicado otras veces, la aplicación de esta innovadora técnica permite disminuir el tiempo de rehabilitación del paciente a la vez que reduce el coste de las bajas laborales. El sistema de inmovilización se compone de un escáner 3D que captura la imagen exacta de la extremidad y, mediante un software exclusivo, genera una férula a medida según los requerimientos del traumatólogo (y personalizada para cada caso) y enviarla a la impresora 3D para su impresión, donde está lista rápidamente para ser colocada.

El sistema se completa con los dispositivos de electroestimulación de baja frecuencia, que pueden ser empleado a partir del primer día y que se controlan a través del interfaz de usuario ProPAD. Desde esta aplicación, el médico puede prescribir, controlar y modificar el tratamiento, el cual es enviado al móvil del paciente, mediante la aplicación móvil Exopad, que controla el electroestimulador y permite al médico dirigir y vigilar el tratamiento, y al paciente seguirlo con la máxima comodidad desde su domicilio y en contacto permanente con el médico. Este sistema de electroestimulación, que está operativo aunque en fase de pruebas, además guía al paciente en la realización de otro tipo de ejercicios de rehabilitación, como por ejemplo los baños de contraste frío-calor .

Las férulas se caracterizan por su estructura de panel de abeja y su ligereza, facilitando la inserción de los electrodos, lo que permite una mejor vigilancia del estado neuromusucular. Asimismo, suponen una ventaja adicional para el paciente, ya que la piel puede respirar, se puede mojar sin perder la rigidez y se evitan los picores molestos. La férula supone una reducción de peso frente a una escayola convencional de más del 75%, y permite al paciente una importante mejora de la calidad de vida, siendo posible actos hasta ahora imposibles como bañarse con ella puesta o abrocharse una camisa.

Desde aquí queremos dar las gracias a Mutua MAZ por confiar en el proyecto y en nuestro equipo desde el primer momento. Y aprovechamos para hacer extensivo este sentimiento a todas las empresas y personas que nos han apoyado en esta fase tan exigente de nuestro camino. Y, sobre todo, reiteramos nuestro agradecimiento al equipo humano de Exovite y a todos los familiares y amigos que nos ayudan cada día a seguir dándolo todo.

Esto es sólo el principio.